La contabilidad forense es casi tan antigua cómo el mismo Código de Hammurabi aproximadamente en el año de 1780 a.c. es el primer documento que habla de leyes conocido por el hombre, entre sus fragmentos del 100 al 126 da a entender el concepto de lo que es la contabilidad forense que prácticamente busca demostrar con hechos y documentos contables un fraude o una mentira.

Sin embargo la auditoría forense empezó a cobrar importancia cuando un contador, esenmascaro a un famoso personaje llamado Alphonse Gabriel Capone en el año de 1930, quién se dedicaba al lavado de dinero y otros crímenes, pues en esa época la policía tenía otras prioridades y aprovechándose de esta situación, hizo del lavado de dinero su actividad principal ya que en ese momento las autoridades no sancionaban esta actividad como un delito; así es 449 como un contador encontró pruebas suficientes que comprobó que el volumen de ventas no era congruente con el volumen teórico del negocio.

Por alguna razón en esa época no se le dio más importancia a esta rama de la contabilidad, el gran momento fue hasta los años de 1970 y 1980 dónde resurgió como una herramienta para suministrar pruebas para los fiscales, después de eso salieron los contadores forenses privados y fue en el año de 1990 que se consideró como el gran éxito de la contabilidad forense desde entonces se reconoce como una de las áreas de mayor desarrollo y éxito para los contadores.
A partir de este caso se generó la creación del Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (IFAC) en junio de 1973 y a las Normas Internacionales de Auditoría (NIAS). (Torres, 2011)

Desde ese momento la contabilidad forense es reconocida como una rama de la contabilidad con fines propiamente financieros, y es ahí en donde comenzó a incursionar en las áreas procesal de orden civil, penal, mercantil, tributario, laboral, de familia, administrativo y de responsabilidad fiscal.
A continuación, unos ejemplos del campo en donde se puede hacer uso de la presencia de la contabilidad forense (Alcides, 2013):

  • “Casos laborales: cuando se trata de errores en liquidaciones de prestaciones sociales o indemnizaciones, se resuelven con el aporte de la contabilidad del comerciante.
  • Casos penales: cuando se trata de fraudes cometidos por la infidelidad de funcionarios de manejo y confianza, sólo son resueltos y probados con el aporte de la contabilidad a través de saldos en inventarios, caja, bancos, inversiones etc.
  • Los casos de familia: cuando se trata de divorcios, sucesiones o la administración de bienes de interdictos, sólo es posible lograrlo a través del aporte de la contabilidad.”

 

“Los aspectos antes mencionados en donde la contabilidad se constituye en un medio idóneo de prueba para llevar certeza al juez o a la autoridad judicial, es lo que hace apasionante su estudio desde el enfoque forense como disciplina
importante en la solución de conflictos.”

 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *