Hoy en día los servicios de un Contador Forense pueden ser solicitados tanto en el sector privado como en el público. Los mayores empleadores de dichos servicios en los Estados Unidos son abogados para casos que están en litigios o simplemente para proteger la confidencialidad de la investigación bajo el privilegio denominado en Ingles “Attorney Client Workproduct”. Dicho privilegio permite llevar a cabo la investigación sin que dichos documentos se conviertan en documentos de conocimiento general.

Algunos de los usuarios de dichos servicios incluyen:

• Las empresas generalmente tienen desfalcos internos o fraudes en los cuales pueden necesitar a un Contador Forense para investigar, cuantificar, ayudar en el ensamblaje de una denuncia ante las autoridades y documentar un reclamo por infidelidad a las compañías de seguros. También en casos para prevenir fraudes de una manera más proactiva mas no reactiva.

• Algunos gobiernos en Latinoamérica y el Caribe los cuales carecen de la experticia para investigar, cuantificar, documentar un fraude y recuperar los activos perdidos por crímenes, despilfarro o por lavado de dinero. El recobro es clave para los países en desarrollo y existen tratados de cooperación legal entre los países como herramienta para llevar a cabo dicha recuperación.

• Las compañías aseguradoras generalmente requieren de dichos servicios para cuantificar y documentar reclamos por daños consecuenciales o lucro cesantes, inventarios, reclamos por infidelidad o hurto, errores y omisiones, responsabilidad civil, etc.

• Los abogados se apoyan de Contadores Forenses para cuantificar y documentar algún caso ante un tribunal de arbitramento o ante la jurisdicción ordinaria o penal según el caso. En varias ocasiones los expertos testifican y ofrecen sus conceptos en forma escrita y verbal. Algunos de estos casos incluyen incumplimientos de contratos, disputas en las adquisiciones corporativas, valuaciones corporativas o en la evaluación de conceptos de otros expertos.

• Los Contadores Forenses también son utilizados por los auditores, revisores fiscales o comités de auditoría como una extensión a cierta parte especifica de la auditoria cuando los auditores necesitan apoyo o sospechan de actividad fraudulenta.

 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *